Tipos de termos eléctricos

Verticales, horizontales o reversibles, de temperatura fija o regulable. Descubre qué tipos de termos eléctricos hay y qué aspectos debes tener en cuenta antes de elegir uno.

Los termos eléctricos son depósitos en los que se acumula el agua caliente sanitaria generada mediante las resistencias eléctricas que tiene el propio termo, que son las encargadas de calentar el agua.

En el mercado existen distintos tipos de termos eléctricos.

Según su posición pueden ser:

  • Verticales: son termos configurados para funcionar en posición vertical.
  • Horizontales: son termos configurados para funcionar en posición horizontal.
  • Reversibles: son termos preparados para funcionar tanto en posición horizontal como vertical. Por eso, muchos usuarios con problemas de espacio en su vivienda o local los prefiere. Sin embargo, estos termos no son aconsejables porque su configuración única para ambas posiciones les hace perder hasta un 10% de capacidad y, además, ocasiona una mala estratificación del aguacon aumento del agua fría, así como una medición errónea de la temperatura, haciendo que el termo consuma mucha más electricidad de la necesaria.

Por lo tanto, es recomendable optar por modelos con configuración específica horizontal o vertical, que aportan mayor capacidad de ACS y menos consumo.

Según las posibilidades de regulación, los termos pueden ser:

  • De temperatura fija: calientan el agua siempre a la misma temperatura, sin posibilidad de regularla. Por eso son aparatos más económicos.
  • De temperatura regulable: permiten indicar la temperatura a la que se desea calentar el agua y, por ello, son más caros que los anteriores.

En Ferroli disponemos de distintos tipos de termos eléctricos para satisfacer las diferentes necesidades de los usuarios en función de las características de su vivienda y sus hábitos de consumo:

  • Termos Classical y Cubo: los termos Classical están indicados para demandas de agua caliente pequeñas, medianas y grandes, mientras que los termos Cubo están indicados únicamente para pequeñas demandas de agua caliente.

En ambos tipos de termo la resistencia está separada del ánodo de magnesio, evitando así la formación de bloques de cal alrededor y, por tanto, la pérdida de eficacia y eficiencia del aparato.

Por esta razón son especialmente aconsejables para viviendas situadas en zonas donde el agua tiene alta concentración de cal (aguas duras).

También disponen de termostato regulable exterior, lo que permite ajustar la temperatura del agua, y de rompechorros en la entrada de agua fría, que aumenta el rendimiento al mantener la estratificación del agua.

En el caso de los termos Classical existen modelos específicos para la instalación horizontal, que permiten un mayor aprovechamiento de la energía frente a los modelos reversibles.

  • Powertermo: estos termos están indicados para medianas y grandes demandas de agua caliente.

Están preparados para trabajar como apoyo a la producción de agua caliente sanitaria en instalaciones de energía solar.

  • Termos Classical 200: son ideales para grandes demandas de agua caliente e instalaciones exclusivamente sobre suelo.

Están disponibles tanto con configuración vertical como horizontal, según las necesidades del usuario, y disponen de un ánodo de magnesio de larga duración.

¡Pásate a Ferroli y disfruta como nunca del agua caliente!

Publicado en ACS, Consejos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Grupos térmicos de Acero a Gas para uso industrial

Grandes soluciones Ferroli en grupos térmicos a gas para uso industrial

 En una entrada anterior, os explicamos la diferencia entre caldera y grupo térmico.

Dentro de los Grupos Térmicos (NO CONDENSACIÓN), podríamos diferenciar como grandes grupos:

  • Por material constructivo: de Acero o de Hierro Fundido,
  • Por combustible utilizado: Gas o gasóleo

Hoy vamos a tratar de los grupos térmicos a gas y de las grandes soluciones que ofrece Ferroli en este campo para uso industrial.

Así, por ejemplo, los grupos térmicos a gas de la gama Prextherm de Ferroli ofrecen un amplio rango de potencias que van desde los 92 kW hasta los 3000 kW en el caso de los modelos RSH, y desde los 92 kW hasta los 3600 en los modelos RSW.

Estos grupos térmicos están indicados tanto para la sustitución de calderas idénticas ya existentes (hasta 400 kW) así como para procesos industriales.

Se suministran en 3 bultos: caldera + quemador + rampa

En lo que se refiere a las calderas, están homologadas como de baja temperatura según la directiva 92/42 CEE, con temperatura mínima de retorno > 50ºC.

El cuerpo de la caldera está construido en chapa de acero, completamente forrado con una capa de acero de 80 mm de lana de vidrio de alta densidad cubierta, a su vez, por una capa de material resistente a la rotura.

Otra característica importante es su cámara de combustión presurizada, completamente refrigerada y protegida por un sistema que garantiza la división uniforme del agua fría de retorno, para evitar diferencias de temperatura peligrosas.

El quemador no está alineado con la cámara de combustión, sino que se ha movido hacia abajo, lo que ayuda a la inversión de la llama, reduce la pérdida de carga en el lado humos y, en consecuencia, extiende el rango de aplicación del generador de agua caliente.

Están disponibles diversos Paneles de Control en función de las necesidades de control de la instalación, del tipo de quemador usado, etc.

Si quieres saber más sobre los grupos térmicos Prextherm de Ferroli, aquí te lo contamos todo.

Publicado en Calefacción Industrial | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Qué diferencia hay entre una caldera y un grupo térmico a gas?

Griu

Una duda frecuente entre los usuarios es qué diferencia hay entre una caldera y un grupo térmico a gas.

Esta diferencia a veces no está clara ya que siendo precisos:

  • Cuando hablamos de caldera, nos deberíamos referir al cuerpo de la caldera y los elementos internos que la componen,
  • Mientras que cuando hablamos de grupo térmico, nos deberíamos referir a la suma de la caldera y sus accesorios externos como quemadores, rampas de gas, paneles de control u otros elementos para conectar la caldera a la instalación y que funcione de modo autónomo.

Decimos que no siempre esta diferencia está clara, porque por ejemplo en calderas murales, donde siempre se suministra caldera y quemador en un mismo conjunto nos referimos a ellas como calderas y no como grupo térmico.

Por lo tanto, la diferenciación entre caldera y grupo térmico de forma real, solo se da cuando hablamos de generadores de una potencia elevada (a partir de los 50 kW más o menos), que suelen poder trabajar con gas o gasóleo en función del quemador externo que se le coloque.

Los grupos térmicos se utilizan generalmente para salas de calderas en edificios de viviendas o en viviendas unifamiliares con grandes necesidades de calefacción y/o agua caliente, así como en procesos industriales.

Por esta razón, las calderas que forman parte de los grupos térmicos son de mayor tamaño y potencia que las calderas más habituales de uso doméstico.

Ferroli dispone de una amplia gama tanto de calderas como de grupos térmicos, tanto a gas como a gasóleo, para satisfacer las diferentes necesidades de los usuarios.

¿Te interesa? Infórmate aquí.

Publicado en Calderas de Condesanción, Calefacción Industrial | Etiquetado , , | Deja un comentario