Diferencias entre termosifón y sistema forzado para ACS

Antes de instalar Energía Solar Térmica, conviene conocer las diferencias entre un sistema termosifón (equipo compacto autónomo) y un sistema forzado (pack solar).

Si bien ambos sistemas tienen como fin calentar agua caliente sanitaria, presentan algunas diferencias que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno u otro:

  • El sistema termosifón es un equipo compacto en el que los captadores solares (generalmente uno o dos) están unidos al depósito donde se acumula el agua, mientras que el sistema forzado lleva los captadores separados del depósito.
  • En el caso del sistema termosifón, el depósito no ocupa espacio en el interior de la vivienda (al ir unido a los captadores solares). Por el contrario, en el sistema forzado el depósito debe colocarse en el interior de la vivienda.
  • Mientras que los depósitos del sistema termosifón suelen tener como máximo una capacidad de 200 litros, los depósitos del sistema forzado pueden llegar a tener una capacidad de hasta 5.000 litros, dependiendo de las necesidades de los usuarios.
  • El sistema termosifón no necesita bomba, ni centralita de control, ni alimentación eléctrica para funcionar y, por lo tanto, se puede utilizar incluso en lugares donde no se dispone de corriente eléctrica. Sin embargo, el sistema forzado sí necesita de una bomba, de una centralita de control y de alimentación eléctrica.
  • El montaje de un sistema termosifón es relativamente sencillo, mientras que el montaje de un sistema forzado es un poco más complejo ya que hay que realizar una serie de conducciones con aislamiento desde los captadores al acumulador e instalar una serie de elementos, como centralita, vaso de expansión, etc.
  • El sistema termosifón está indicado sobre todo para la producción de agua caliente sanitaria en viviendas unifamiliares de tipo medio situadas en zonas de temperaturas cálidas (ya que al estar el acumulador en el exterior puede sufrir mayores pérdidas de calor, especialmente en invierno). En cambio, el sistema forzado está indicado para grandes demandas de agua caliente, como polideportivos, campings, hoteles, gimnasios, viviendas unifamiliares de gran tamaño con grandes necesidades de agua caliente, etc., sin importar si se encuentran en zonas cálidas o en zonas frías y permite diferentes combinaciones del depósito con otras fuentes de energía (por ejemplo, con una caldera de biomasa o de gas de condensación).

Ferroli dispone tanto de sistemas termosifón (equipos compactos autónomos) como de sistemas forzados (pack solares).

Para tomar la mejor decisión, te recomendamos que solicites consejo a uno de nuestros instaladores autorizados.

Llámanos al 902 197 397 o contacta con nosotros vía online.

Puedes consultar nuestra amplia gama de captadores solares, depósitos de acumulación, componentes para la instalación y equipos compactos en nuestra web.

 

Esta entrada fue publicada en ACS, Energía Solar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *