Entrada en vigor de la Normativa ErP

normativa ErP

Este sábado 26 de septiembre entra ya en vigor la nueva normativa ErP, lo que significa que los fabricantes del sector solamente podremos fabricar, a partir de entonces, productos que cumplan los requisitos marcados en dicha normativa, aunque sí se podrán seguir comercializando el resto de equipos hasta agotar el stock existente.

Esta nueva Directiva tiene como objetivo el diseño ecológico y la consecución de requisitos mínimos de los equipos en cuanto a eficiencia y emisiones. De esta manera, se pretende conseguir notables niveles de ahorro en uno de los sectores que más energía consume y más contamina en la Unión Europea.

La nueva normativa ErP se aplica a los generadores de potencia inferior a 400 kW, así como a calentadores y acumuladores con capacidad inferior a 2.000 litros.

Pero la ErP no viene sola, junto a ella surge también la Directiva de Etiquetado Energético (ELD), de aplicación obligatoria, que regula el etiquetado para proporcionar detalles de la clase de eficiencia energética del producto.

El objetivo de la ELD es ofrecer a los consumidores información correcta, identificable y comparable en cuanto al rendimiento y al consumo energético del producto que elijan.

Por otro lado, la etiqueta energética será aplicada a calderas de gas y gasóleo, unidades de microgeneración, calentadores de agua, termos eléctricos y depósitos hasta 70kW y 500 litros de capacidad, la gama más común en los hogares de los consumidores. Además, deberá estar cumplimentada con la información sobre la clase de eficiencia, el nivel de ruido, el consumo anual, etc. y estar presente en todos los documentos técnicos o promocionales.

Serán los profesionales los responsables de que el producto se suministre con la correspondiente etiqueta, con la ficha técnica, con una etiqueta energética de sistema adicional a la etiqueta de producto y con una ficha de sistema con las secciones relativas al producto (o el sistema vendido) ya cumplimentadas. Además, en los materiales promocionales y de publicidad, deberán indicar la clase de eficiencia energética que posee el producto.

Con todo esto, los usuarios disfrutarán de los siguientes beneficios:

  • Equipos con la tecnología más avanzada, seguros y de fácil manejo.
  • Importantes ahorros de energía durante largos periodos de tiempo.
  • Contribuir activamente en el cuidado del medio ambiente.

La finalidad de la directiva ErP, junto con la de Etiquetado Energético, es cumplir con los objetivos del Plan 20/20/20, es decir, aumentar el uso de las energías renovables hasta el 20%, reducir las emisiones de CO2 en un 20% y disminuir el consumo de energía primaria en un 20% en el horizonte de 2020.

Para más información sobre la nueva Directiva de Diseño Ecológico (ErP) y Etiquetado Energético (ELD) visita nuestra página dedicada a la ErP.

Esta entrada fue publicada en ErP y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *