Claves para saber en qué consiste la revisión de tu caldera de gas

Claves para saber en que consiste la revision de tu caldera de gas

El mantenimiento de calderas de gas es esencial para que su rendimiento sea máximo. En este sentido, el papel de las revisiones obligatorias juega un papel vital.

Todo lo relacionado con las revisiones de calderas de gas está recogido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), el cual establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía.

El RITE plasma una serie de objetivos que pretende lograr con las revisiones obligatorias, la responsabilidad de los propietarios o inquilinos de la vivienda:

  • Mayor Rendimiento Energético en los equipos de generación de calor y frío.
  • Mejor aislamiento en los equipos y conducciones de los fluidos térmicos.
  • Mejor regulación y control para mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados.
  • Desaparición gradual de equipos generadores menos eficientes para sustituirlos por otros más respetuosos con el medio ambiente y que permitan reducir las emisiones de NOx.

Aunque son los propietarios o inquilinos de la vivienda los encargados de cumplir las revisiones obligatorias, siempre debe ser realizada por un técnico profesional autorizado por la marca de la caldera o por la compañía de gas o, en su defecto, contratar a un técnico autorizado independiente.

Para evitar posibles problemas y asegurarnos que el técnico es realmente un profesional autorizado es de gran ayuda conocer los pasos y las fases que tiene este tipo de revisiones:

  • Revisión general de los elementos de la instalación de gas. El técnico comprobará la estanqueidad (ausencia de fugas de gas), comprobará todos los órganos de seguridad, regulación y control, así como el mantenimiento básico (piezas defectuosas y presión) de la caldera, para de este modo minimizar el consumo de energía y evitar fallos futuros.
  • Revisión de la instalación de calefacción (circuito hidráulico, caldera y radiadores) para clientes con calefacción de gas. El técnico detectará si hay goteos o desajustes para mejorar el rendimiento y eficiencia de la instalación.
  • Análisis ambiental de toda la instalación. Con el objetivo de garantizar la seguridad de todo el sistema, el técnico comprobará la combustión de todos los aparatos y la correcta evacuación del humo.

Pero no hay que pensar que el trabajo del propietario o inquilino solo consiste en cumplir las revisiones, su trabajo va más allá. Durante todo el año el usuario debe cumplir unas normas básicas de mantenimiento:

  • No tapar las rejillas de ventilación. Para una correcta combustión debe existir ventilación, por lo que la rejilla de ventilación nunca deberá estar obstruida.
  • Cerrar todas las llaves de gas. Ante una larga ausencia deberemos cerrar todas las llaves del gas.
  • Vigilar el estado de la caldera. La tubería rígida de entrada de gas a la caldera debe estar bien sujeta por abrazaderas en ambos extremos.
  • Anomalías en la instalación. Si detectamos alguna anomalía, tenemos que ponernos inmediatamente en contacto con nuestro servicio técnico oficial.

Desde Ferroli ponemos a vuestra disposición un Servicio especializado de Mantenimiento de calderas y la gestión de las revisiones obligatorias de calderas para garantizar su correcto funcionamiento.

Los profesionales de nuestra red de Servicios Técnicos Oficiales son los únicos en el mercado que pueden garantizar el correcto mantenimiento de las calderas Ferroli, ya que solo ellos cuentan con la formación adecuada para poder manipular nuestros equipos.

Esta entrada fue publicada en Reparación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *