¿Cómo es el ciclo de una bomba de calor?

Ciclo de una bomba de calor

Una bomba de calor es una máquina térmica que transfiere calor con mucha eficiencia, desde un foco frío a otro caliente.
Su ventaja respecto a otros dispositivos es que pueden aprovechar la energía existente en el ambiente (aire, agua o tierra), para acondicionar un espacio interior con una cantidad relativamente pequeña de trabajo, generalmente en forma de energía eléctrica.
La bomba de calor utiliza un gas refrigerante en un ciclo termodinámico cerrado, pero invirtiendo el flujo natural de calor, de forma que este se transfiere desde un foco más frío a otro más caliente. Esto se consigue gracias a un compresor.

EL Ciclo de la Bomba de Calor tiene cuatro etapas:

• Compresión: el compresor actúa sobre un fluido refrigerante, comprimiéndolo y calentándolo (es decir, aumentando la cantidad de energía que dicho fluido puede intercambiar con su entorno).
• Condensación: este fluido caliente pasa por el condensador. El fluido transmite su calor al foco caliente y al enfriarse se condensa, pasando de gaseoso a líquido.
• Expansión: el fluido pasa por una válvula de expansión, que reduce su presión y su temperatura.
• Evaporación: el fluido pasa por el evaporador, donde absorbe calor de nuevo y se evapora, para iniciar nuevamente el ciclo.
Ferroli dispone de gamas de bombas de calor y bombas de calor + ACS. Puedes consultar su oferta de modelos en los siguientes enlaces:

Uso doméstico, Profesional, Profesional+ACS

Esta entrada fue publicada en ACS, Aerotermia, Ahorro, Calefacción Industrial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *