Diferencia entre una bomba de calor aire-aire y aire-agua

La principal diferencia entre una bomba de calor aire-aire y aire-agua es el medio con el que realizan el intercambio de energía.

Antes de nada conviene recordar qué entendemos por bomba de calor.

Una bomba de calor es un sistema de climatización compuesto por un circuito frigorífico que tiene como objetivo aportar/extraer calor a/de un espacio. Su mecanismo se basa en un ciclo de refrigeración reversible, es decir, es capaz tanto de aportar calor y calentar el agua sanitaria, como de aportar frío.

Existen varios tipos de bombas de calor: aire-aire, aire-agua, agua-agua y agua-aire.

Las bombas de calor aire-aire y aire-agua son las más utilizadas, pero

¿sabes en qué se diferencian?

La diferencia fundamental entre una bomba de calor aire-aire y una bomba de calor aire-agua es que mientras que la bomba de calor aire-aire aprovecha la energía del aire exterior y lo transfiere directamente al aire de la estancia a climatizar, la bomba de calor aire-agua también absorbe la energía del aire exterior y lo transfiere a un circuito de agua, el cual permite transportar la energía hasta los elementos terminales en la estancia a climatizar (radiadores de baja temperatura, fancoils, suelo radiante), o bien transportarlo hasta un intercambiador para producción de ACS en un acumulador.

La bomba de calor aire-aire es la que encontramos generalmente en funcionamiento en los “climatizadores de ambiente” o “splits”. Puede proporcionar frío y calor (es decir, aire acondicionado y calefacción) pero no agua caliente sanitaria.

Un ejemplo son las bombas de calor aire-aire NCS M Inverter, Midas M Inverter  y Life M Inverter de Ferroli.

En cuanto a la bomba de calor aire-agua, puede proporcionar climatización (frio y calor) y también agua caliente sanitaria, dependiendo del tipo de equipo.

Ferroli ofrece una amplia gama de bombas aire-agua entre las que se encuentran las bombas aerotérmicas para uso residencial –cuyo catálogo hemos publicado recientemente–, que destacan por su elevada eficiencia energética y sus grandes ventajas medioambientales, ya que se trata de una tecnología limpia basada en una fuente de energía renovable, gratuita, siempre disponible e inagotable.

Estas bombas aerotérmicas son capaces –con un mínimo consumo eléctrico– de obtener del aire exterior hasta el 79% de la energía que proporcionan y transferir dicha energía a la vivienda.

Producen agua caliente/fría que se utiliza para climatizar la vivienda mediante una instalación de fancoils, radiadores de baja temperatura o suelo radiante.

De esta manera, están preparadas para proporcionar refrigeración en verano, calefacción en invierno y/o agua caliente sanitaria durante todo el año.

¿Deseas más información? ¡consúltanos!

Esta entrada fue publicada en Aerotermia, Aire Acondicionado y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *