Calderas a gas para energía solar térmica

ECONCEPT SOLAR 25 es la propuesta más específica de Ferroli en la categoría de calderas a gas de condensación para energía solar térmica.

Si necesitas una caldera especialmente diseñada para instalaciones de energía solar térmica, ECONCEPT SOLAR 25 de Ferroli es una excelente solución.

Se trata de una caldera a gas de condensación de producción mixta, por lo que proporciona tanto agua caliente como calefacción. 

En realidad, más que una caldera es un conjunto ya que contiene en su interior todos los componentes necesarios para la instalación de Energía Solar (salvo los paneles o captadores solares):

– Interacumulador solar de 180 litros.

– Grupo de bombeo.

– Centralita de regulación.

– Vaso de expansión instalación solar.

– Válvula mezcladora a la salida de agua caliente a consumo.

Con una potencia útil de 26,6 kW, está clasificada con 4 estrellas de rendimiento, lo que significa una alta eficiencia y un bajo consumo.

Esta eficiencia puede ser aún mayor si incorporamos la conexión de un Cronocomando y una Sonda Externa Ferroli, logrando ahorros del 15% añadidos.

Además, es Clase 5 en emisiones de NOx, por lo que se trata de una caldera ecológica no contaminante.

Por último, pero no menos importante, la instalación es muy sencilla puesto que únicamente es necesario conectar la ida y el retorno, así como la sonda de temperatura, a los paneles o captadores solares.

Para completar la instalación solar, Ferroli dispone de captadores solares planos selectivos verticales especialmente indicados: ECOTOP VHM.

Estos captadores solares altamente selectivos ofrecen unos óptimos coeficientes de la curva de rendimiento y se pueden conectar hasta 8 captadores por batería.

¡Cámbiate a Ferroli y empieza a ahorrar con una caldera de lo más sostenible!

Publicado en ACS, Calderas de Condesanción, Energía Solar | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Recomendaciones para elegir la mejor caldera a gas

Si estás pensando en cambiar de caldera, hay una serie de recomendaciones fundamentales.

Antes de nada, debes tener en cuenta varias cosas, como cuál es el tipo de gas disponible en tu vivienda (natural, butano o propano), en qué zona geográfica se encuentra, qué tipo de vivienda es (si se trata o no de una vivienda unifamiliar) y cuántos metros cuadrados de superficie tiene, de cuántos baños dispone, cuántas personas viven en la casa y sus hábitos de uso y, finalmente, dónde se va a colocar la caldera.

Debido a cuestiones de normativa y eficiencia, hoy en día se usan únicamente calderas con tecnología de condensación.

Esto se debe a que son las más eficientes del mercado ya que aprovechan la energía del calor latente de los gases quemados procedentes de la combustión logrando rendimientos superiores al 100% (mientras que las calderas convencionales apenas superan el 90%) y permiten un ahorro en la factura de gas de hasta el 30%.

No obstante, no todas las calderas de condensación ofrecen los mismos resultados.

Por eso, a la hora de decidirte por una te recomendamos analizar y comparar los principales parámetros que te ofrecen las calderas de los diferentes fabricantes.

Esto es muy importante si quieres ahorrar en la factura de gas y electricidad, mejorar en confort y rentabilizar tu compra.

Pero realizar esta comparativa lleva su tiempo, ya que hay que analizar aspectos como: potencia, funcionamiento en verano y en invierno, confort en agua caliente, emisiones de CO2 y NOx, consumo eléctrico, nivel de ruido, seguridad y, finalmente, precio y coste anual en euros a 10 años para analizar su rentabilidad.

Esto, lógicamente, lleva su tiempo. Por eso, te aconsejamos que leas este artículo donde se recogen los resultados de un estudio sobre calderas a gas de condensación realizado en fechas recientes.

¡Seguro que te ayuda a tomar la mejor decisión!

Publicado en ACS, Calderas de Condesanción, Consejos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Diferencia entre una bomba de calor aire-aire y aire-agua

La principal diferencia entre una bomba de calor aire-aire y aire-agua es el medio con el que realizan el intercambio de energía.

Antes de nada conviene recordar qué entendemos por bomba de calor.

Una bomba de calor es un sistema de climatización compuesto por un circuito frigorífico que tiene como objetivo aportar/extraer calor a/de un espacio. Su mecanismo se basa en un ciclo de refrigeración reversible, es decir, es capaz tanto de aportar calor y calentar el agua sanitaria, como de aportar frío.

Existen varios tipos de bombas de calor: aire-aire, aire-agua, agua-agua y agua-aire.

Las bombas de calor aire-aire y aire-agua son las más utilizadas, pero

¿sabes en qué se diferencian?

La diferencia fundamental entre una bomba de calor aire-aire y una bomba de calor aire-agua es que mientras que la bomba de calor aire-aire aprovecha la energía del aire exterior y lo transfiere directamente al aire de la estancia a climatizar, la bomba de calor aire-agua también absorbe la energía del aire exterior y lo transfiere a un circuito de agua, el cual permite transportar la energía hasta los elementos terminales en la estancia a climatizar (radiadores de baja temperatura, fancoils, suelo radiante), o bien transportarlo hasta un intercambiador para producción de ACS en un acumulador.

La bomba de calor aire-aire es la que encontramos generalmente en funcionamiento en los “climatizadores de ambiente” o “splits”. Puede proporcionar frío y calor (es decir, aire acondicionado y calefacción) pero no agua caliente sanitaria.

Un ejemplo son las bombas de calor aire-aire NCS M Inverter, Midas M Inverter  y Life M Inverter de Ferroli.

En cuanto a la bomba de calor aire-agua, puede proporcionar climatización (frio y calor) y también agua caliente sanitaria, dependiendo del tipo de equipo.

Ferroli ofrece una amplia gama de bombas aire-agua entre las que se encuentran las bombas aerotérmicas para uso residencial –cuyo catálogo hemos publicado recientemente–, que destacan por su elevada eficiencia energética y sus grandes ventajas medioambientales, ya que se trata de una tecnología limpia basada en una fuente de energía renovable, gratuita, siempre disponible e inagotable.

Estas bombas aerotérmicas son capaces –con un mínimo consumo eléctrico– de obtener del aire exterior hasta el 79% de la energía que proporcionan y transferir dicha energía a la vivienda.

Producen agua caliente/fría que se utiliza para climatizar la vivienda mediante una instalación de fancoils, radiadores de baja temperatura o suelo radiante.

De esta manera, están preparadas para proporcionar refrigeración en verano, calefacción en invierno y/o agua caliente sanitaria durante todo el año.

¿Deseas más información? ¡consúltanos!

Publicado en Aerotermia, Aire Acondicionado | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario