¿Qué es un equipo autónomo de generación de calor?

Cuando la sala de calderas es muy pequeña o se necesita liberarla para otros usos, un equipo autónomo de generación de calor es la mejor solución

El RITE vigente y la norma UNE 60601 obliga a instalar las calderas con potencia superior a 70 kW en el interior de una sala de calderas.

Pero ¿qué sucede si nuestra sala de calderas es demasiado pequeña o si necesitamos liberarla para darle otros usos?

En ese caso, es posible instalar un equipo autónomo de generación de calor.

Este equipo es, sencillamente, un equipo prefabricado que contiene todos los elementos necesarios para proporcionar el servicio de agua caliente para calefacción y/o agua caliente sanitaria (incluyendo la caldera) y se puede instalar a la intemperie, tanto en un patio como en la cubierta del edificio, por ejemplo.

Este equipo debe estar homologado como Equipo autónomo de Generación de Calor con una homologación específica.

Solo así es posible prescindir de la sala de calderas.

Las ventajas de un equipo autónomo son muy interesantes:

  • Ahorran espacio: porque sus dimensiones son reducidas y se pueden instalar en el exterior, liberando espacio en el interior del edificio.
  • Ahorran tiempo y molestias: porque su instalación es más sencilla, lo que reduce considerablemente el tiempo de obra.
  • Ahorran mantenimiento: porque todos los elementos están integrados y se puede acceder fácilmente a ellos.

Los equipos autónomos de generación de calor Roof Top Energy Top B de Ferroli, ofrecen una amplia gama de potencias (79,5, 123, 159, 246, 369, 405, 441, 492, 528, 571,5, 615, 738, 897 y 984 kW).

Son, sin duda, la mejor opción por 4 motivos fundamentales:

  • Máximo aprovechamiento del espacio: ahorran hasta un 43% de espacio.
  • Grandes posibilidades de gestión: todos los modelos Roof Top Energy incorporan una evolucionada Centralita de Programación que posibilita la gestión óptima de la instalación en cascada de varios módulos (sin necesidad de centralitas externas), reduciendo al mínimo la operación de configuración y de puesta en servicio.
  • Máxima eficiencia energética: logran los máximos rendimientos (4****), pudiendo llegar al 109% en instalaciones diseñadas para ello.
  • Reducido nivel de emisiones: hasta un 15 % menos de CO2 (responsable del llamado “efecto invernadero”) y hasta un 80% menos de NOx (responsable del efecto denominado “lluvia ácida”).

Además, debido a la ausencia de elementos secundarios, permiten una total libertad de diseño de la instalación al proyectista o instalador, adaptándose fácilmente a cualquier tipo de instalación, ya sea nueva o existente.

¿Te interesa? Aquí encontrarás más información sobre los equipos Roof Top de Ferroli.

Esta entrada fue publicada en Calefacción Industrial y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *